Andábamos

Tórtolas de papel sin pistola: nadie tiene derecho a este desastre. Todo incumbe en un teléfono móvil que solo se queja de padecer abstinencia. Se sabe por qué este tenista sobre una alfombra de papel tiembla, algo de memoria RAM le faltaría para poder festejar su desventura.

De hecho, cuando un monstruo amarillo tiende a faltar la buena fe de toda motosierra, pincha. Claro es que devenir en vano es sano. Bolígrafos de madera que aseguran oler a retina, no parece mal lastre si no dejas de filmarnos. Cuidado con esos navegadores, que afilan por no tocarte por ponerte como la mierda gris de tu amiga. No me imagino ir de bebé a pequeño cabo, sin haber previamente escogido un buen parachoques de mimbre por doquier. Está claro que no es tu tema, solo pretendía amueblar el peine.

No apareces en la radio, puesto que el vecino de arriba dice que del cielo vienen las marmotas, por nubes de estiércol que deberían no pesar al pobre Papa. Rock and roll en las calles, pastillas de limón en el pico del buitre precisamente por tu bien, mas Pedro no te regará las minas. Y tú te quejas de todo, valiente piña.

Anuncios

2 Respuestas a “Andábamos

  1. Me gustaría mucho saber cómo te se ha ocurrido eso y en qué contexto.

Tu turno

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s