Estiércol

Opulencias en galerías de peces debe haber, de tanto verte crecer con el verde bedel. Medité: en italiano no sería lo mismo decir cordero. Ahora se explicará como funciona la buena pericia de refrendar estas demostraciones acerca de los bancos enmudecidos de madera.

Parecen de estiércol— pensé. Que este viento amazónico no nos dejará vivir si no levitamos a su ritmo. Estiércol es lo que cuenta, abono para las plantas. El mal hombre nunca debe ser obedecido si relojes de espuma lleva consigo. Lavelo inmediatamente si no quieres que la pesadumbre de la nochevieja te deje en vano con tus biznietos estercoleros. Petróleo es lo que sonsacarán de tu sonrisa, ¡talegón fétido de rasantes!

Su sonrisa es lo que gobierna el viento. Quizá tenga porvenires eclesiásticos entre manos, que en el lecho echan humo. Desconozco si tu asistencia a mis aposentos describen ignorancia, predicamento, o rollos de papel higiénico. Estiércol es la clave, obedéceme, ídem. Merced.

Anuncios

Una respuesta a “Estiércol

  1. Pingback: Bitacoras.com

Tu turno

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s