Perros

Alicante, 16 de marzo del 2013 aproximadamente a las 17:00
marva
Anduve por la calle, concretamente en el paseo de Marvá, cerca del centro de la ciudad. Allí, durante el paseo ví a una chica que llevaba consigo un par de perros hermanos, ambos de raza yorkshire terrier. Así por lo menos lo distinguí al verlos por primera vez “a vista de pájaro”. Pero esos perros tenían algo especial… la dueña, con tono decidido, mencionó: “son del 93”, lo que quería decir que ya tenían 19 o 20 años de edad estos perros. No es de extrañar, ya que la edad de ambos canes lo justificaban sobre todo sus apariencias, tenían el cuerpo muy mal y muy deteriorado: siendo ambos muy pálidos y enclenques, uno de ellos tenía la cabeza de un tamaño considerable y desproporcionada respecto al hocico de un yorkshire común y era ciego, mientras que el otro, de cara y hocico más finos, presentaba algunas heridas faciales y cojeaba. La pata que llevaba cojeando era más gruesa que todas las demás. Pese a dichas características, parecía que aún estaban sanos llevando tantos años de edad a cuestas.

No recuerdo muy bien cómo llegaron a mi casa sin presencia de la dueña, es como si los hubiera robado sin más. Una vez presentes allí, desde el pasillo, el viejo yorkshire de la cara herida se acercaba hacia mí como manifestando que quiere atención. Yo, sin pensármelo más y como si fuese otro perro corriente, tuve la idea descabellada de hacer como que le tiraba una piedra o algo para que fuese a por él. Y así lo hizo, se marchó hacia el salón persiguiendo mi proyectil imaginario, y ví sufriendo cómo se le descolocaba la pierna de su cuerpo mientras intentaba correr a por él. El otro perro, solo con oírlo, ya sabía a hacia donde se dirigía y le persiguió.

No recuerdo qué más ocurrió, solo sé que el epílogo fue que el perro cojo acabó descoyuntado de ambas piernas traseras, mientras yo me cargué la silla en la que me hallaba sentado.

*  *  *

Me quedo con la última parte, ya que es la más curiosa de toda la trama, ya que la silla era de madera y no era una silla de plástico. Y, que yo sepa, nunca me he llegado a cargar una silla de madera con mi propio peso.

Los restos...

Anuncios

3 Respuestas a “Perros

  1. You are my inspiration, I possess few web logs and rarely run out from to brand. ecbeccakkdek

  2. Definitely pent subject material, be thankful in support of picky facts . adbdkebecfkf

  3. Pingback: Bitacoras.com

Tu turno

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s