Eucalipto

¿Qué es esto… un concurso de robocops…?

Creía que los toros alfileres eran feas ideas de diez mil malnacidos fehacientes de Domti. En Vicálvaro le cambiaban las bombillas a mi vecina por cuatro mierdas de cencerro. ¿Qué rábanos hacía en el sidecar de tu hermana? Rodaba, rodaba con toros de plástico.
TorosNada bueno, porque se repelen las escobillas ardientes con parkinson. Y faltaba la policía, que a la ruleta jugando no volaban ni peniques de menta o eucalipto. De broma diría que jugar a los vascos por la calle es de una mísera y prematura invalidez. Pregúntale a ese makinavaja de la esquina, que de ser de la oposición, una gran mazorca te regalaría por el hecho de ser el día de la fertilidad.

¡Ni con Zasten te equivocabas de piso, jovencísimo señor de la patria! ¡Él te entregó la mina, y el metió la cafeína!

Estaba confuso por las cafeínas. Si fueras fabricado con jengibre, ni con piezas de Lego te hubiera hecho una mazorca a base de zumo de naranja. Haces reir a los pierrots con esa botella de jabón. Te enmazmorras a ti mismo, y eso que en el Ku Klux Klan retuercen a las gallinas de la biblioteca. No solloces, que mi tierra es verde. Y un día mi nariz quiso ser astronauta.

Regálale los tazos a la gerente. Pintaba renglones negros para que te echara eucaliptos en las orejas. Ya verás, ya verás que se le caerán hasta las castañas.

Anuncios

Una respuesta a “Eucalipto

  1. Pingback: Bitacoras.com

Tu turno

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s